— buscando el hilo

Archivo
Etiqueta "el otro"
Jose dibujando

Cuerpo interpuesto. El que sitúa el semisubjetivo. El tercero es el que mira desde la posición de la cámara, reuniendo así, la mirada de los padres.

Leer más

El título es la clave, en este caso literal, pues Bresson otorga a Fontaine la habilidad del hacker, del que sobrescribe el código de su condena con los alambres del somier, mantas y una cuchara; como si la palabra del padre necesitará de rectificación que la libere de lo secreto, de la muerte de lo ya escrito, de la literalidad como cárcel del sentido, como ausencia del otro, de lo otro,

Leer más

Cuando alguien cercano desaparece, los que mantenían un vínculo importante con él (familiares, amigos, amantes), construyen un cuerpo o una figura, en cierto modo delirante, del que muere. Quizás el duelo podría calificarse como el período de restauración simbólica de esa figura desaparecida.

Leer más
La Reina del desierto

La clave es el dibujar o establecer las líneas fronterizas de países en el desierto como restituyendo el himen de la virginidad. Esas fronteras son el rastro, la huella de los caminos de los viajes de Gertrud Bell.

Leer más

Lo que siendo uno en el otro no se puede desprender resultando ser indivisible.

Algo ha cosido la piel que la cirugía no es capaz de identificar. Pero la danza liberada de sus costuras consigue trascender el número en ecuación.

Leer más
Rita y Fred

Cuando Fred baila solo (frente al señor Acuña, por ejemplo) todo lo pone a bailar con él, como si fuera el dios de una religión animista, como eje sobre el que gira el rollo de la película, todo cobra vida ante su baile, todo es animado. El baile de Fred Astaire es en sí una metáfora del propio cine.

Leer más
Kate y Vittorio

Rivette coloca bajo una humilde carpa, en una pequeñísima pista de circo, el centro del mundo. Difícilmente se puede llegar a un espacio de representación más despojado y más completo. Y como descubre su protagonista al verse expuesto en medio de la pista: “el lugar más peligroso del mundo y sin embargo donde todo es posible”.

Leer más
InocencioX_detalle

Los ropajes blancos de abajo semejan el plumaje de un ave, un cisne. Pero subiendo hacia el torso el hábito se hace piel vuelta, carne cruda, hasta llegar al delicado tejido del cuello que ilumina el rostro humano, quizás anhelante del ave.

Leer más